Pinta una banqueta de cocina con Chalk Paint

Se trata de pintar una banqueta de cocina.

 

Simple, pero con un resultado de Ole, que hará que una desgastada silla se convierta en un mueble auxiliar precioso que no pasará desapercibido, lo coloques donde lo coloques.

 

Es un proyecto sencillo, apto para poco manitas y para todos los bolsillos... que también es importante.

Ideal para empezar y para que te quites ese miedo que tienes a pintar con Chalk Paint.

 

Como siempre, vaya por delante que no soy ninguna profesional, que aquí os explico como lo hago yo y que ante la duda, consultéis a un-una profesional. Yo siempre me he guiado por los consejos de Neus fundadora de Crea Decora Recicla y de su equipo.

Neus, aparte de ser encantadora y de tener muy buen gusto, es la distribuidora en España de Autentico Chalk Paint y lleva muchos años impartiendo talleres y cursos, tanto presenciales como on-line. Es una auténtica Chalk Paint Pro, vamos la que más sabe sobre el tema. Además en su blog puedes encontrar inspiración y ver unos tutoriales preciosos.

 

Sé que muchas de vosotras ya conocéis la Chalk y las que todavía no tenéis esa suerte por Internet podéis encontrar toda la información necesaria, así que no voy a explicaros todas sus cualidades y trucos, porque vosotras lo que queréis ver es foto-video...que nos conocemos.

 

 

Al tema?... Vamos allá!!!

 

 

MATERIALES

 

  • Mueble (silla, taburete, banqueta...)
  • Botecito de 100 ml de Autentico Chalk Paint de la línea Vintage
  • Brocha, pincel o paletina 
  • Cera incolora (opcional, pero aconsejable)
  • Cinta de carrocero (opcional)
  • Delantal o ropa vieja (imprescindible)
  • Papel o plástico para proteger el lugar donde vayas a pintar

ESPECIFICACIONES DE LOS MATERIALES

 

  • Mis banquetas son de herencia, regalo de conocidos que no las querían o recogidas de la basura, pero también las puedes encontrar en webs de venta de segunda mano, cesterías, grandes superficies, etc.
  • Yo siempre utilizo materiales de la marca Autentico, porque conozco su calidad y me gustan sus resultados. No tengo ningún interés económico ni de otro tipo para recomendar una marca u otra, en el mercado existen otras Chalk Paint, pero la verdad es que no las he probado y no puedo hablaros sobre ellas.
  • Con un botecito de 100 ml y para una banqueta, te sobrará pintura.
  • Yo utilizo brocha, porque al ser redondeada me és más cómodo pintar, pero puedes utilizar la que prefieras. Muy importante, si la tienes que comprar nueva vale la pena gastar un poquito más y que sea de calidad, así no soltará pelitos mientras pintas y también te durará más tiempo.
  • Aunque no es imprescindible, la cera le da un acabado satinado precioso y también protege la pieza de la suciedad.
  • Ponte siempre un delantal o ropa que no te importe manchar, porque la Chalk Paint es apta para pintar textiles, eso quiere decir que una simple gota o salpicadura que te caiga encima no vas a poder hacerla desaparecer, ni con agua, ni rascando...por prisa que te des, el tejido la absorbe al momento y se la queda para siempre. Doy fe.
  • Si no tienes mucho pulso utiliza la cinta de carrocero para preservar las zonas donde no quieras pintar. En mi caso no ha sido necesaria porque he pintado toda la pieza.

 

 

 

 

Esta banqueta originalmente tenía una capa de barniz brillante. Si es tu caso, puedes retirarlo lijando o pintar encima directamente.

 

Con la Chalk Paint, te puedes ahorrar el paso de la lija si quieres, pero siempre te quedará la madera más finita si la lijas, la pintura agarrará mejor y conseguirás un resultado más profesional.

 

Si decides lijar, recuerda pasar después un paño para quitar el polvillo y así pintar sobre limpio.

 

Como siempre, todo dependerá de las ganas que tengas de trabajar y del uso que le vayas a dar al mueble.

 

 

 

 

Primera capa de color

 

Observarás que el botecito tiene la "boca" ancha, pero lo más seguro es que no te quepa la brocha dentro, así que puedes ir vertiendo la Chalk a poquitos en una bandeja o en un vaso para que pintar te sea más cómodo. Digo a poquitos porque si la pones toda de vez, se puede secar mientras esperas entre capa y capa ( lo evitarás cubriendo el recipiente con papel film ), de esta manera también la podrás guardar para otro día si te sobra, porque la verdad es que cunde mucho. A mi me ha sobrado casi la mitad.

 

 Si te parece que la pintura es demasiado espesa le puedes añadir unas gotas de agua para que se diluya un poco y se deslice mejor.

 

Espera un par de horas entre capa y capa.

Mejor no hacer trampas, si has pintado sobre la pintura fresca ya habrás visto que no adelantas nada, la pintura se "levanta", se hace una capa irregular y no avanzas, más bien al contrario.